¿Estás preparado para el éxito?

Todos queremos tener éxito y hacer realidad nuestros sueños, pero te has preguntado alguna vez si realmente estás preparado para el éxito.  

Si no estás preparado y emprendes el camino hacia tu sueño, lo más normal es que vivas una frustración continua.  Y puedes estar muy motivado y tener un plan perfecto, que si no tienes en cuenta lo que te voy a compartir hoy, no llegarás a ninguna parte.

-Entonces, ¿cómo puedo prepararme para el éxito?

 Es muy sencillo, ten siempre presente estas 3 premisas que te voy a compartir.

1-Descubre cuáles son tus expectativas.

Lo primero que debes hacer es preguntarte: ¿Qué es para mí el éxito?

Solemos pensar que el éxito es sinónimo de perfección y felicidad absoluta, donde no existe el miedo, ni los  problemas ni las preocupaciones. Pero con estas creencias, generamos una expectativas tan altas que ante la primera piedra pensamos que nos hemos equivocado y abandonamos. preparado para el éxito

Debes saber que el éxito conlleva cometer errores, tener dudas, sentir miedo e incertidumbre, e incluso vivir momentos donde quieres renunciar a todo.

La clave está en saber vivir el proceso sin aferrarse a lo que te hace daño y te paraliza, y entender que todo esto que etiquetas como negativo, y que no te gusta experimentar, es realmente lo que te ayuda a destapar tu potencial, y entender que eres capaz de lograr mucho más de lo que imaginas.

Si eres consciente de este punto antes de empezar, vivirás las dificultades como retos y no como problemas, y sobre todo no  dejarás que el temor y los fracasos te paralicen, sino que aprenderás a utilizarlos para impulsarte con más fuerza.

2-Separa el deseo de la confianza.

Hay una gran diferencia entre desear algo y confiar en que lo puedes lograr.  

Cuando tenemos un sueño existe un deseo grande de hacerlo realidad, pero no siempre sabemos cómo lograrlo.

Esa incertidumbre es la que nos paraliza, porque el hecho de no conocer el proceso, me hace sentirme inseguro,  empiezo a pensar en las probabilidades de fracaso,  empiezo a desconfiar de mis propias capacidades y tiendo a pensar que no seré capaz y que me voy a equivocar.

Incluso, a veces tenemos la prueba empírica de que no somos capaces porque ya lo hemos intentado anteriormente y no lo hemos conseguido.

Lo peligroso de esto es que cuando alimento la creencia de que puedo fallar, es cuando dejo de soñar, y no me permito ni siquiera imaginarlo, renuncio a mi sueño con resignación y dejo de hacerme ilusiones para evitar la frustración de no lograrlo: -¡Para qué empezar, para qué ilusionarse, si jamás lo lograré!

Con este panorama es normal que sientas mucho miedo y poca confianza, pero sucede que el camino se irá definiendo conforme vas avanzando.

Por lo tanto, aunque no sepas cómo lo vas a lograr, no permitas que eso te impida ponerte en marcha. Y sólo pregúntate: ¿realmente deseo lograrlo? No pienses si puedes o si sabes cómo conseguirlo, sólo  piensa si te gustaría lograrlo y ponte en marcha.preparado para el éxito

A partir de ahí camina con fe y esperanza y todo será posible.

Recuerda…

Si quieres alcanzar el éxito, no te prepares para el fracaso.

Sólo piensa si te gustaría sentirte orgulloso de ti mismo, y que los demás también estén orgullosos de ti, si te gustaría experimentar la plenitud que se siente cuando logras tus sueños, si te gustaría ser un ejemplo que influya en los demás por tus logros, y que los ayude a que ellos también se pongan en marcha desde la admiración que les generas.

3-La felicidad está en la acción:

Debes  saber que la felicidad no llegará de repente, como por arte de magia,  el día que tu sueño se haga realidad. Porque para cuando cumplas tu sueño, éste ya habrá cambiado, y entonces tendrás otro sueño que perseguir.

Cuando logramos nuestro sueño la felicidad que sentimos es pasajera, y volvemos a ponernos nuevas metas o sueños que suponen un reto para nosotros. Es la forma de demostrarnos que estamos vivos y en constante crecimiento.preparado para el éxito

De hecho está demostrado por estudios científicos que la felicidad está en la búsqueda, en la ilusión que te genera perseguir tu sueño, y en la conexión que consigues cada día contigo mismo al hacer algo que te apasiona y que te mantiene vivo e ilusionado.

Por lo tanto, la felicidad y el éxito empieza desde el momento en que decides trabajar para lograr tu sueño y se mantendrá durante todo el proceso de trasformación que vas a vivir.

Necesitamos estar continuamente en la búsqueda de algo, motivados, ilusionados pero desde la acción no desde la observación pasiva.

Ahora te pregunto ¿Estás preparado para el éxito? ¿Crees que ha llegado el momento de hacer realidad tus sueños? 

Si quieres descubrir más sobre cómo hacer realidad tus sueños, mantente alerta porque pronto llegarán novedades importantes.

De momento puedes enviarme un correo a info@ascen2.inkrementia.com o seguirme por Facebook para estar al corriente de todos mis eventos.

Esperanza Sanchez Logo_250mp

¡Ya casi estás!

75%

Déjame tu mejor email para poder darte acceso al entrenamiento ahora mismo

Tu dirección será usada por Esperanza Sánchez para enviarte publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing ActiveCampaign, ubicada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield. Siempre podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@esperanzasanchez.com o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en la Política de Privacidad.