CREER EN TI hace posible lo imposible.

Creer en ti es la fuerza más poderosa que te llevará a lograr lo que te propongas sin ningún esfuerzo.

Y para que me entiendas quiero compartirte cómo he hecho realidad otro imposible, en apenas unas horas. 

Este fin de semana estaba sola en casa sin mi hijos y tenía dos actividades importantes por hacer para cumplir con mis compromisos, uno de los más importantes era grabar 5 vídeos para una masterclass que me habían encargado y el otro era ponerme al día con los artículos de mi blog.

La verdad, sentía que era imposible hacerlo todo pues cada artículo me lleva varias horas de trabajo y cada vídeo me lleva un día entero de trabajo (o al menos eso me pasó la última vez que estuve grabando: 7 vídeos=7 días),  además tenía varias citas y reuniones programadas. Por lo tanto, sabía que no me daría tiempo a terminarlo todo pero al menos tenía que aprovechar y exprimir el tiempo al máximo para adelantar todo lo que pudiera. 

Uff, se presentaba un finde completito e intenso.

Esto es lo que sucedió:

El sábado por la mañana empecé con una sesión de coaching larga e intensa.  Terminé justo a 5 minutos de entrar en otra reunión. En otra ocasión lo que habría hecho, como persona responsable y cumplidora que me considero, sería haber entrado  en la siguiente reunión, sin descansar y cumpliendo con mi compromiso puntualmente aunque estuviera agotada.

Sin embargo, entendí que lo primero era yo, que si no descansaba y desconectaba un poco tampoco podría dar lo mejor de mí en esa reunión, así es que pedí que me disculparan 10 minutos, y salí a despejarme. La sorpresa fue que cuando volví aun no habían empezado, así es que aún llegué a tiempo.

Cuando te valoras el universo cuida de ti.

 La reunión fue espectacular y maravillosa, aunque fue larga e intensa y terminé cansada. Mi mente sabía que tenía que seguir manos a la obra, pero mi corazón me dijo que me tomara la tarde libre, así es que comí, descansé y me fui al cine.

creer en tiEl domingo por la mañana  tenía el propósito de ponerme a trabajar en serio pues ya el sábado por la tarde me lo había tomado libre.

Sin embargo, no estaba muy inspirada, ni para escribir ni para grabar vídeos, así es que me lo tomé con tranquilidad y decidí fluir en vez de flagelarme, sentirme culpable o pensar que estaba perdiendo el tiempo.

Después de comer tuve otra sesión de coaching larga y cuando terminé me fui a pasear.

Cuando volví de mi paseo ya era bastante tarde, apenas quedaban unas horas para terminar el fin de semana y ya poco podía hacer para cumplir mis objetivos.

Sin embargo, es ese momento lo imposible se materializó:

Me puse con los vídeos y en 4 horas ya tenía los 5 vídeos hechos, pues me salieron a la primera y con una fluidez absolutamente sorprendente.  Y esta mañana me puse con el artículo y nuevamente sorprendida en 1 hora lo tenía escrito.

¿Te imaginas la diferencia??  Wowwww, yo misma estaba alucinada, jajaja. 

¿Cómo podía ser que cuánto menos me había esforzado y cuánto menos me había preocupado por cumplir, mejores habían sido los resultados?

¿Qué había pasado?

Estos días atrás tomé conciencia de que constantemente hacemos las cosas para recibir la aprobación de los demás, y vivimos con el miedo constante a ser rechazados, no aceptados o no queridos por los que nos rodean.

Ese miedo nace porque no confiamos en nosotros mismos, creemos que así como somos, no somos valiosos y por eso tenemos que aprender más, trabajar hasta la saciedad, esforzarnos continuamente por cumplir con nuestros compromisos y ser mejores cada día. Todo esto para que nos valoren y nos quieran.

Lo que estamos haciendo realmente es buscar afuera lo que no tenemos dentro. Como yo no creo en mi, hago todo lo posible para recibir esa aprobación de los demás. Por eso cuando me alagan me siento tan bien, y cuando me critican me duele tanto. Porque realmente el primero que se critica y no confía en sus capacidades soy yo mismo.

Después de tomar conciencia de esta situación, y darme cuenta de que soy como soy y no necesito demostrar nada a nadie para sentirme valiosa, lo puse en práctica, empecé a creer en mi, me relajé y me di cuenta de que si no cumplía con algún compromiso no se acabaría el mundo.

Por lo tanto, coloqué mi bienestar en primer lugar.

Actúe en consonancia con lo que mi cuerpo me pedía, no me juzgué ni pensé que estaba perdiendo el tiempo cuando decidí descansar en vez de trabajar.  No me sentí culpable por dedicarme tiempo en vez de hacer todo lo posible por cumplir con mis compromisos. Sobre todo no actué pensando en los demás, sino en mi misma.

Y entonces lo imposible se hizo realidad, y sólo en ese momento, cuando solté el deseo de ser aceptada, fui capaz de grabar 5 vídeos en 4 horas y escribir un artículo en 1 hora.

Al creer en ti lo imposible se hace posible.

Mi reflexión es…

que cuando actúas para que los demás te quieran, a tu día le faltan horas, no encuentras tiempo para ti y vives esclavizado por los compromisos adquiridos.

La autoexigencia y el perfeccionismo nacen de la creencia de no ser nunca lo bastante bueno y son una trampa mortal.creer en ti

Y la necesidad de aprender continuamente y desear ser mejores cada día nos lleva a vivir con una presión constante que en muchas ocasiones terminar por mostrarse en nuestro cuerpo en forma de enfermedades como fibromialgia, migrañas, bulimia, infarto, cáncer, etc..

La pregunta es ¿de dónde viene esa idea de que así como eres no eres lo suficientemente bueno? ¿Quién te hizo sentir que no eres valioso e importante? ¿Por qué crees que tienes que demostrarle algo al mundo?

Si esto te suena te invito a que indagues en tu pasado, en tu infancia, porque allí encontrarás muchas respuestas.

Sólo cuando descubras tu propia trampa y empieces a creer en ti, serás capaz de soltar, de desprenderte de la presión exterior, de la culpabilidad de no ser suficiente, para empezar a valorar tu esfuerzo, a sentirte merecedor del descanso, del disfrute, de sentirte valioso y no juzgar tus errores.

Y entonces como por arte de magia el tiempo se detiene y se multiplica y los resultados que obtienes son extraordinarios.

Me encantaría conocer tu opinión para saber si soy la única que ha vivido buscando afuera lo que no tenía dentro. 

Recuerda compartir y si deseas el apoyo de alguien que te comprenda pincha Aquí.

Si quieres descubrir más sobre cómo hacer realidad tus sueños, mantente alerta porque pronto llegarán novedades importantes.

De momento puedes enviarme un correo a info@ascen2.inkrementia.com o seguirme por Facebook para estar al corriente de todos mis eventos.

 

Poderosa técnica para ganar Seguridad y vencer el miedo al «No Puedo».

Me gustaría empezar a hacer deporte, pero no tengo tiempo. Quiero ponerme a dieta pero mi trabajo no me lo permite porque siempre como fuera de casa y así no se puede. Cuando todo mejore en mi empresa pediré un aumento de sueldo, pero ahora no, es un mal momento. Me encantaría crear  mi propio negocio, pero no puedo lograrlo, no tengo dinero para invertir.

¿Te has preguntado alguna vez por qué tenemos tantas razones para dejar de hacer lo que queremos, y tan pocas fuerzas para luchar por lo que deseamos?

Lo que realmente se esconde detrás de nuestras excusas es el miedo, y el miedo a no ser capaz es uno de los más extendidos.

El miedo a no ser capaz depende de la seguridad y la confianza que tengas en ti mismo. Por lo tanto, cuanto mayor sea la confianza que tengas en ti mismo, menor será tu miedo.

Eso significa que la solución al miedo de no puedo lograrlo, es algo que podrás vencer fácilmente trabajando con tu interior y para ello te voy a compartir una  poderosa técnica.

Esta técnica te ayudará a dejar de pensar: no puedo lograrlo o no soy capaz, y te permitirá reforzar tu seguridad y tu autoconfianza para que puedas conseguir lo que te propongas.

  1. Anota en una libreta ese objetivo que tienes estancado y que no consigues ponerlo en marcha o llegar al final. 
  2. Piensa qué es lo que te hace falta para conseguirlo: tal vez sea valor, constancia, seguridad, amor, firmeza, etc.
  3. Ahora recuerda un momento de tu vida en que tuviste esa condición que ahora necesitas. no puedo lograrloPuede ser un evento totalmente diferente pero donde sentiste que tenías lo que ahora crees que te falta. Por ejemplo: Necesito valor, y recuerdo que hace 2 años tuve mucho valor cuando salvé a un niño que estaba a punto de ahogarse en la piscina.
  4. Trae a tu mente esa situación del pasado donde tuviste mucho valor, y recréate en ella como si la estuvieras viviendo en este momento. Para ello recuerda lo que veías, lo que escuchabas y lo que sentías.
  5. Mientras recuerdas ese momento de valor, coge el dedo pulgar de tu mano derecha y apriétalo suavemente. Esto se llama crear un anclaje.
  6. Ahora sal de ese momento sin soltar el dedo y manteniendo esa sensación de valor, piensa en el objetivo actual  que no logras.
  7. Imagina mentalmente cómo ahora, gracias a la sensación de valor que llevas contigo, sí eres capaz de logras tu objetivo.

 

Este sencillo ejercicio te ayudará a rescatar de tu propio ser esas capacidades que ya están en ti pero que las tenías un poco olvidadas, lo cual aumentará la seguridad y confianza en ti mismo.

Si te parece interesante esta técnica pincha «me gusta» y comparte este artículo. Por mi parte te lo agradezco de corazón. 

Y si quieres ayuda para ponerla en práctica, pincha aquí y descubre cómo puedo ayudarte.

Feliz día y recuerda:

«Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, estás en lo cierto» – Henry Ford

Si quieres descubrir más sobre cómo hacer realidad tus sueños, mantente alerta porque pronto llegarán novedades importantes.

De momento puedes enviarme un correo a info@ascen2.inkrementia.com o seguirme por Facebook para estar al corriente de todos mis eventos.

 

Esperanza Sanchez Logo

5 Pasos INFALIBLES para que te quieran y te respeten sin ser hipócrita – Ley del Espejo

Tal vez ayer u hoy has tenido un día duro lleno de problemas, tus compañeros de trabajo no te ayudan, al contrario, sientes que sólo intentan fastidiarte porque te tienen envidia. Tu jefe que te parece un tirano, en vez de valorar todo lo que haces por la empresa te pide que cambies el proyecto que ya tenías casi acabado.

Llegas a casa cansado y agobiado, buscando un poco de paz yDOCU_GRUPO Having nothing to say tranquilidad, alguien con quien compartir y desahogar tus penas, pero tu pareja no tiene ningún interés
en tus problemas, te escucha unos minutos y enseguida se marcha a hacer sus cosas.  Su comportamiento te agobia más todavía, porque sientes que no le importas y no entiendes por qué sigues en esa relación.

Realmente sientes que el mundo entero está en tu contra, o tal vez sólo tu pareja o tus amigos. Pero siente que tus relaciones dejan mucho que desear.

Vivir en esas condiciones es realmente incómodo y frustrante, por eso hoy te voy a compartir los 5 pasos infalibles para que te quieran y te respeten sin necesidad de ser hipócrita.

Para ello aplicaremos la ley del espejo que ya empezamos a comentar en el PINCHA AQUÍ pero con más detalle.

  1. Escribe lo que te molesta. Escribe en un papel y a mano, qué es lo que más te molesta de la otra persona. Eso que te irrita y te saca de quicio.
  2. Dale la vuelta. Gira esa frase 180º y repítela en forma de pregunta pero ahora en primera persona y añadiendo el pronombre «YO». Por ejemplo, si piensas que tu pareja no te respeta, pregúntate ¿cómo me falto yo el respeto a mi mismo?

Para que entiendas mejor este punto, imagina esto: Si te miras en un espejo y no gusta lo que ves porque estás despeinado, ¿a quién vas a peinar? ¿al espejo o a ti? Claro que a ti, ¿verdad? Pues lo mismo debes hacer en tu vida.

Si no te gusta lo que estás recibiendo de tu entorno, lo que hay que cambiar está en ti y no en los demás.

Esto no significa que la otra persona no tenga que hacer cambios, seguramente sí, pero ese es su trabajo, y no el tuyo. Afortunadamente, no podemos cambiar a nadie, sólo a nosotros mismos.

Por lo tanto, enfócate en ti, y…

cuando tú cambies, el mundo cambiará. Esa es la ley del espejo.

 

  1. Toma conciencia de que tu juicio está hablando de ti, eso que piensas del otro, es lo que realmente piensas tú de ti mismo. Este punto es decisivo, porque cuando tomas conciencia es cuando todo cambia. No me creas, vive la experiencia.
  2. Reflexiona sobre esa creencia y trasciéndela. Trascender es entender que no es ni bueno ni malo, no la juzgues, no te sientas culpable, sólo acéptala y perdónate.ley del espejo
  3. Empieza a darte lo que te mereces. Ahora que ya sabes cómo te tratas a ti mismo y todo lo que no haces por ti, empieza a ser coherente. Di lo que piensas y haz lo que deseas.

Cuando tú te valores los demás te valorarán, cuando tú te respetes, los demás te respetarán.

Lo interesante de este ejercicio de 5 pasos es que cuando reconoces el mensaje del espejo te sientes liberado y feliz, es como si te quitaran un gran peso de encima, y a partir de ahí tus relaciones con el entorno cambian completamente.

Aunque suene extraño ni ellos se comportarán de la misma forma ni tú reaccionarás igual.

 Es cierto que no es nada sencillo ni fácil entender el mensaje del espejo por uno mismo, a menudo necesitamos de otra persona que nos ayude a ver lo que para nosotros es invisible.

La figura que mejor te puede ayudar es un mentor profesional, ya que éste no te juzgará ni tampoco te aconsejará, simplemente te guiará para que descubras lo que te ayudará a crecer y ser más feliz.

Si quieres que esa mentora sea yo, PINCHA AQUÍ y mira todo lo que puedes lograr.

Si te ha gustado este artículo, recuerda darle «me gusta» y compártelo con tus amigos, te lo van a agradecer, y yo también 😉 recuerda que todos necesitamos un espejo.

Si quieres descubrir más sobre cómo hacer realidad tus sueños, mantente alerta porque pronto llegarán novedades importantes.

De momento puedes enviarme un correo a info@ascen2.inkrementia.com o seguirme por Facebook para estar al corriente de todos mis eventos.

¡Ya casi estás!

75%

Déjame tu mejor email para poder darte acceso al entrenamiento ahora mismo

Tu dirección será usada por Esperanza Sánchez para enviarte publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing ActiveCampaign, ubicada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield. Siempre podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@esperanzasanchez.com o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en la Política de Privacidad.